Club Ciclista Villaviciosa – Asturias

XVIII Vuelta al Concejo de Gijón en BTT

Este sábado día 9, unos miembros del Club Ciclista se decidieron a hacer esta vuelta, como buenos ciclistas del club hicimos casi todo lo posible por salir los últimos poniendo todo el esfuerzo por hacerlo detrás de la ambulancia, al final salimos delante de ella, vamos perdiendo facultades.

Una vez en marcha, nos encontramos con algún atasco por salir en las últimas posiciones, pero como no había prisa adaptamos el pedaleo y fuimos poco a poco, a otros como era mi caso el pedaleo lo adaptaban las piernas que no me dejaban avanzar lo que yo quería.

Después de un par de subidas llegamos al primer punto de avituallamiento en la Peña de los Cuatro Jueces, un lugar emblemático donde se juntan los concejos de Villaviciosa, Gijón, Sariego y Pola de Siero, allí nos tomamos unas barritas un poco de líquido y después de un ratín nos pusimos pedales a la obra para ganarnos el bocadillo de la comida.

Por el momento la cosa iba bien, en este tramo hasta la comida fue donde surgieron algunos inconvenientes, caídas de algunos participantes (esperemos su pronta recuperación) y la única avería que sufrimos que fue un simple pinchazo en una bajada, pero el equipo mecánico de Villaviciosa siempre preparado lo resolvió en poco tiempo.

Después de la avería todo era coser y cantar hasta la hora de comer, recogimos la comida y descansar un ratillo mientras nos reponíamos de los 40 km que ya llevábamos en este punto.

Ahora sólo nos quedaba la parte final, en busca de los dos últimos reagrupamientos, en el primero de ellos nos cogió la lluvia, climatología perfecta para la aparición de mosquitos en la zona, pero por suerte uno de nuestros integrantes llevaba la pulsera milagrosa, que gracias a su color persuadía a los mosquitos de acercarse a nosotros, de esta manera pudimos librarnos de las picaduras de estos adorables insectos.

Desde aquí sólo nos quedaba subir al monte Areo, una subida muy guapa y tranquila. Ya en el alto donde empezábamos a llanear me dan un susto cuando un participante me indica que voy con la rueda floja, me entran sudores pensando que casi llegando al final me va a tocar cambiar la cámara, pero fue rellenar de aire y se acabaron los problemas, nos lanzamos cuesta abajo buscando el último reagrupamiento que nos quedaba.

Ahora sólo nos quedaba dar un paseo por Gijón mostrando los colores del club para volver a llegar a las mestas después de 72 km y recoger la merecida camiseta conmemorativa de este evento.

Y aquí llegamos al final de este día, el cual resulto estupendo, como siempre buena compañía, compañerismo y disfrute.

La próxima en Tineo, a ver si tenemos plaza y os contamos las aventuras del día.

Pincha para ver toda la galería de fotos

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 10 julio, 2011 por en Carreras y Marchas.
A %d blogueros les gusta esto: