Club Ciclista Villaviciosa – Asturias

Salida por Villaviciosa

Hoy amanecía un día inmejorable para salir en bicicleta, sol, todos estábamos en principio con disposición y en buenas condiciones físicas, había reapariciones de gente que llevaba tiempo sin salir, todo estupendo y maravilloso.
Tras la espera clásica para que Rubén llegase nos pusimos en marcha, en las primeras subidas Ana puso la banda sonora del día, el famoso no cambia no cambia no cambia, que todos conocemos, y es que le resultaba complicado meter el plato pequeño, mientras le intentaban ajustar el cambio yo me lance por los primero y así llegaba el primer pinchazo del día, así que a cambiar cubierta y a tener cuidado para no pinchar más.
Mientras pasaba esto, los guajes de yogurt estaban reprimiendo sus impulsos de ir rápido, con lo cual les dimos el pistoletazo de salida para que no esperasen por nosotros y así pudiesen marcar vuelta rápida al circuito preparado para hoy, les faltó tiempo para subirse a la bici y salir quemando rueda.

Al resto nos iba a quedar un largo camino por el medio.

Pero bueno, después de arreglar algunas cosillas volvemos a ponernos en marcha, eso si, Ana seguía con su canción, a todo esto Borja llamando por teléfono para ver cuando llegábamos al punto de encuentro para unirse a nosotros, cuestión que estábamos todos ansiosos por ver, ya que era la vuelta de Borja al mundo de la bicicleta.

Pero no iba a tardar mucho en llegar el siguiente problema del día, tras pegarse un piñazo Ana desmanga el sillín saliéndose los hierros que lo sujetan, con lo cual ahora ya tenía dos canciones, la verdad es que se llevó un buen susto que menos mal que no tubo consecuencias. Así que tras evaluar daños, y ver que las bridas no sujetaban el sillín se montó en breves segundos la operación de rescate de Ana, Borja coge la furgo, va a buscar a Ana, la lleva a la Villa arreglan el sillín y se van al punto de encuentro. Mientras tanto algo le debió de picar a Manolo y eso que llevaba su pulsera antimosquitos, ya que empezó a dar pedales como un poseo y no miraba ni para atrás, gracias a este tirón llegamos sin problema al punto de encuentro con Ana y Borja.

Todo fueron abrazos y alegrías por la vuelta al mundo de los pedales de Borja, alegría que a Borja se le iría desvaneciendo según pasaban los kilómetros.

A todo esto de los dos escapados no sabíamos nada.

Pues nada, a dar pedales otro vez y en marcha.

El siguiente en tener un problema fue Antonio, y eso que bien se hizo el chulito al final de la ruta diciendo que era el único al que no le había pasado nada, pues bien, se le fastidió la bolsa del agua y le tocó pasarlo a los bidones, que mala es la edad que te hace perder la memoria.

Tanto tiempo tuvimos que esperar por el que no le había pasado nada, que me dió tiempo  a colocar la cámara, trípode, mirar las condiciones de luz y demás historias para poder hacer un vídeo de la bajada.

La gente continuaba féliz, todos sonreían dando pedales, los de verano azul nunca fueron tan contentos en bicicleta.

“Luego dice el abuelo que él lo sube todo sin bajarse, es evidente que no.”

Pues nada, después de tanta felicidad, a alguno le apeteció remojarse los pies, al señor Antonio que nunca le pasa nada al grito de guerra, que es que nadie se atreve a pasar por aquí, se metió en un buen charco, lo cual nos hizo sacar las cuerdas de la mochila y remolcarlo.

Después de la operación remolcador, algunos seguían haciendo alarde de los sobrados que iban, y se dedicaban alegremente a malgastar las fuerzas en caballitos, como es esta juventud, yo para dentro me decía “alguno va a pagar estos excesos”.

Ahí va el primero

Y aquí el segundo y encima a una mano.

Pues estos alardes de equilibrio, iban a penalizar más adelante, porque quedaba buenas cuestas.

Y más cuestas

Y más buenas cuestas.

A todo esto que no había dicho nada, Ana le cambiaba bien la bici y el sillín no se salía, con lo cual se terminó la canción del verano y nos la estaba devolviendo.

Ya en la última bajada para coger carretera e ir a comer, Jose nos deleita con un triple mortal hacia delante sin mayores consecuencias, lo que no me hizo tanta gracia es que se unieran Ana y él para indicarme que cogiese el lado malo donde Jose se había enganchado con las piedras, según ellos fue un error de izquierada-derecha por verme de frente.

Pues nada, después de tanto pedalear ya iba llegando el momento de hacer una buena parada para comer algo, Jose se fue al bar para ver si tenían bocadillo de cachopo, pero no hubo suerte y los demás sacamos nuestro pinic de barritas y almendras, y Ana que nos cuida de maravilla no paraba de ofrecernos un sandwich.

Después de esta demostración de equilibro y con la espinita clavada volvió a hacer otra actuación en la cual arrancó los aplausos de todos los asistentes en la plaza, pero por motivos obvios no lo voy a poner porque tengo miedo que eclipse el vídeo anterior y sería una pena.

A todo esto llamamos a los dos escapados para ver si habían acabado toda la ruta, pero la desilusión fue máxima cuando nos enteramos que habían abandonado y habían tirado por una escapatoría hacía casa, que si yo pinché, yo estoy cansado…

Mientras tanto los seis aguerridos bikers, echaron sus problemas a la espalda y continuaron camino.

Y Jose iba a salir peor malparado, después coger una botella que estaba cortada a la mitad, rajó la cubierta y el efecto del líquido le hizo que le arrugase toda la rueda, una gracia completa.

Así que nada, dejamos a Jose esperando por Mónica y seguimos camino.

“Parece el perrín de los anuncios, el nunca lo haría”

Pues nada, a los pocos metros a Manolín se le ocurre que lo mejor era lanzarse por encima de la bici y caer sobre el hombro, menos mal que todo quedó en un susto, pero este no será el último problema.

Seguimos bajando por una zona muy guapa y técnica, pero evidentemente, todo lo que baja tiene que volver a subir en forma de “subida de Manolo”. En este punto Borja ya no tenía la sonrisa del principio y empezaba a recordar poco a poco todos los familiares de los allí presentes.

Como comentaba antes, algún problema quedaba y yo volví a pinchar, nunca había pinchado desde que cambié de bici y hoy dos veces, esto no es normal, pues nada cambia cámara cedida por Antonio y a bajar ya de camino a casa.

Ya en los últimos km, Borja sin saber de donde puede sacar las fuerzas nos levanta las pegatinas en el último repecho, dejándonos con la boca abierta a todos, una de dos, o no estaba tan echo polvo o es un fenómeno que sabe sacar fuerzas de donde no las hay, yo apuesto por la segunda, un crack de la bici, puesto que después de llevar un año sin coger la bici se metió una buena ruta de “subidinas”.

Pues nada, ya últimos km de gloria, entrada en la villa y vemos que viene frente a nosotros un ciclista de carretera de la Villa, Antonio como un miura sale a por él (no os lo dije, pero por el camino a un pobre hombre del club que venía por el carril contrario de una vía de 4 carriles casi se lo lleva puesto, suerte que le entró el ABS de la bici y lo pudo esquivar, no se si el chaval se habrá repuesto del susto), pero al ver que es Jose se echa a un lado, sin rencor por abandonarlo salió a vernos como habíamos llegado, todo un detalle.

Ahora si que ya habíamos terminado y sólo nos quedaba lavar las bicis y como vimos en la lección anterior no lo hagáis en casa, ir a la gasolinera. En este punto se ve bien quien tiene la bici más nueva, ya que Antonio al que no le pasó nada sacó su trapito y se puso  a secarla con gran mimo, tendremos que preguntarle a Susana y hace lo mismo en casa.

Pues esta es la aventura de hoy, que después de tantas dificultadas resulto ser un día magnifico, como siempre en muy buena compañía.

Anuncios

Un comentario el “Salida por Villaviciosa

  1. Anónimo
    14 agosto, 2011

    Estoy deacuerdo contigo David, Borja es todo un fenomeno de la bici, el que tuvo retuvo¡¡
    Muy buena cronica (como siempre).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 13 agosto, 2011 por en Salidas, Socios.
A %d blogueros les gusta esto: