Club Ciclista Villaviciosa – Asturias

Puertos Esmeralda 2011

Es un placer presentaros a un nuevo cronista del Club, Jose Valle un gran rodador y compañero se ha decidido a contarnos su segundo encuentro con los Puertos Esmeralda, así que con un gran recibimiento os dejo la crónica que me ha enviado, a disfrutarla.

Eran las 7,30 de la mañana cuando suena el despertador, y con los parpados aun algo pegados cargamos las bicis en la furgo y nos ponemos rumbo hacia Nava, donde nos esperaban los Puertos Esmeralda. Nuestro amigo y compañero David, nos había comentado que caería una “ agüilla fina”, no se si fue en plan irónico o lo que deseaba él para la prueba de Oviedo, pero su pronóstico no era acertado, nos tocaría aguantar chaparrones tan grandes como los cachopos que acostumbro a comer.

 Una vez en Nava , nos colocamos en la salida, para variar la costumbre, en los puestos delanteros y sin más espera comenzamos la marcha sin novedad y a un ritmo llevadero.

Una vez metidos en la subida a la Campa vemos como el grueso del pelotón se empieza a estirar poco a poco.

Llegamos al primer paso por nuestra Villa, y empezamos a subir el Pedrosu, el ritmo era bueno, y en el segundo paso por la Villa seguíamos sin perder de vista las luces del coche (buena señal), pero al llegar al puerto del Alto Buenos Aires, se empezaba a estirar la cosa, quedando atrás muchos rezagados y perdiendo bastante tiempo.

En Colunga vendría la “trampa” avituallamiento y reagrupamiento de todos los corredores, problemón!! 40 min esperando a que llegaran los últimos y sin poder marchar, era tanta la desesperación que tenían algunos que decidieron arrancar por su cuenta,  hecho que a la postre, les llevaría a la descalificación por parte de los agentes de tráfico.

 Llegamos a Agüera y vemos un tío del club pinchado, era Severino, nos paramos a ver si necesitaba ayuda, pero ya tenía encima el coche de asistencia mecánica, con lo cual Oscar y yo comenzamos a subir al Alto de La Llama; cuando llevábamos unos 3 Km miro hacia atrás y veo como una moto se me acerca de toda leche, pero no era una moto, era Severino que al grito de ¡¡ venga esi trabajo de equipo!! nos pasó que me hizo temblar hasta el pendiente, dios como anda el chavalin!!

 La subida hasta Anayo se hizo sin novedad, y una vez allí nos esperaba otro reagrupamiento con la consiguiente mojadura y enfriamiento muscular. Cuando íbamos  a salir Severino observa que está pinchado otra vez, estaba claro que no era su día.

 Entramos en la Villa por última vez y nos preparamos para afrontar el último y temido puerto, la subida a Pandenes por Poreñu. Con calma y con todo el desarrollo metido comenzamos a subir, los amagos de calambres empezaron a aparecer, lo que hizo que Oscar se parase un momento para estirar y yo le acompaño, no vaya a ser… Una vez ya en Poreñu lo que quedaba de puerto se haría más llevadero.

 Desde aquí hasta Nava ya todo era coser y cantar, pero ni cosimos ni cantamos, dábamos pedales para llegar de una vez.

 Severino llegaría en primer lugar, detrás del coche porque este no le dejó pasar delante que si no….Y eso que no era su día.

 En resumen, 126  km de buena marcha, aunque el tiempo no quisiera acompañarnos.

Anuncios

Un comentario el “Puertos Esmeralda 2011

  1. Anónimo
    21 septiembre, 2011

    Gracias x decirlo así, como dijo el abuelo que ento con nosotros a mi lo que me paso no fue una pájara si no el hombre del mazo por encima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20 septiembre, 2011 por en Carreras y Marchas, Socios.
A %d blogueros les gusta esto: