Club Ciclista Villaviciosa – Asturias

Un nuevo servicio del Club, bomberos en bici.

Habiamos quedado  a las 9,30 h en la tienda del presi para rodar por nuestro querido “maratón comarca de la sidra”.  Cuando salgo de casa, los poros de las piernas me dicen que la “rosada” de anoche, fue notable.

Al llegar al punto de encuentro,  veo a lo lejos una bici bastante “ vintage”, era la primera montura de nuestro amigo y compañero David Dosil, que pese a estar lesionado, había tenido el detalle de ir a vernos.

En el corrillo se encontraba, Ana, nuestro presi, Nacho, que realizaria su segundo encuentro con la bici de ruedas godas, Borja con su nueva y envidiada montura, David con su maltrecha rodilla, y el que os escribe, con ganas de comenzar a rodar.

Tras varios dimes y diretes, y de añorar tiempos dorados del mtb, con la “ burra” de David, culpable de los comentarios, emprendemos rumbo a los primeros metros del maratón.

Dejamos que nuestro compañero David, empezara a tantear su rodilla y se reencontrara con el mundo de la fotografía, y comenzamos a subir las primeras rampas.

En la primera subida seria Borja toma la delantera, ( como disfruto del día el condenao) y yo le sigo, llegamos arriba con las pulsaciones tan elevadas como la temperatura que nos tocaría  soportar hoy.

Antes de coger el camino de Santiago, Ana nos comenta cierto malestar en el estomago, que no pasaría a mayores y ya una vez en el camino, Borja y Manolo comienzan una batalla que duraría toda la ruta, todos conocemos al Presi, que enseña el capote a la mínima y nosotros como buenos Miuras que somos, embestimos.

Entre tanto, Borja sudaba por todos los poros de su piel, pero más que sudor, era felicidad, lo estaba pasando en grande, bici nueva y se reencontraba con la buena forma física, y corría sin ningún tipo de presión, eso hacía que nosotros nos contagiáramos de ese disfrute.

Llegamos a Cueli, y allí tenemos la primera averia, pinchazo de Ana (como le gusta), con  los consiguientes improperios por la famosa cubierta pegada a la llanta de “la bala roja”,  tras un desmontable roto y mucho esfuerzo pudimos emprender la marcha.

Subimos al Llugarón y después de unos metros, llegaria la anécdota del dia, nos encontramos con un vecino de la zona, preocupado por  la reavivación de un fuego en los lindes de su finca, paramos para echarle una mano, y apagar el poco fuego que podíamos con nuestros bidones.

Estuvimos varios minutos acompañandole hasta que estabamos seguros del control de la situación, por allí estaba una perra, que creíamos que era suya, y que se ganaba las carantoñas de Ana.

La pobre tenía tanto calor que no dudaba de apoyar su cabeza a las bielas de mi bici para refrescarse, y no la culpo, el cuenta llego a marcar 31 grados en algún punto de la marcha.

En fin, seguimos ruta, Nacho cada vez le iba cogiendo más el tranquillo a este mundo de la btt, Borja seguia disfrutando como un enano y nosotros con él.

Ya subiendo hacia Solares, Manolo para en la subida y nos pone la excusa de: Hombre, castañes ¡¡¡voy a coger unas pocas para llevarlas a casa y ganar puntos para el bonobici¡¡ ayyy, perro viejo¡¡ el caso es que yo hice lo mismo jeje.

Tras el paron del incendio, se nos habia echado el tiempo encima, asi que decidimos subir hasta Breceña y allí tirar por el camino de Covadonga hasta la Villa, en la bajada de les “llavanones” Manolo le dice a Borja: tira tu que yo no veo¡¡ le faltó tiempo al guaje pa quemar rueda y salió como un tiro. Aquí, Nacho sufriria una caida con la consiguiente perdida de las gafas.

Llegamos a la bajada del bosque de Coru, y disfrute total¡¡¡ que tramo  más guapo¡¡¡ senderos estrechos y ratoneros que apetecia bajar una y otra vez.

Nos encaminamos a la Villa con el comentario de uff, pues un culin si que entraba, pues dicho y hecho, Borja, Ana y Manolo hicieron lo hablado, nuestro amigo Nacho tenia que atender sus obligaciones laborales, y el menda abandonaba al grupo para preparar una paellina para la family.

Ruta muy guapa, con mucho calor, y con mucho disfrute.

Anuncios

2 comentarios el “Un nuevo servicio del Club, bomberos en bici.

  1. dosmad
    3 octubre, 2011

    Me distéis envidia por la salida en bici, pero la palma se la lleva la paellita de Jose, a ver cuando te estiras y nos preparas una.

    David Dosil

  2. Anónimo
    4 octubre, 2011

    La paella cuando querais¡¡ pero hay que ganasela¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 2 octubre, 2011 por en Salidas, Socios.
A %d blogueros les gusta esto: