Club Ciclista Villaviciosa – Asturias

Cambio pastillas de freno de disco

Antes de empezar con las explicaciones, quería dejar claro que este “manual” no está hecho por ningún experto mecánico, sino por un usuario que se ha atrevido a realizar esta operación e ir resolviendo los problemas según se iban produciendo. Con lo cual lo que se pretende, es que el próximo que se anime a realizar este trabajo ya sepa por donde pueden surgir los inconvenientes y no le pille de sorpresa.

En este caso el cambio corresponden a los frenos hidráulicos de la gama de acceso de Shimano M-485

Lo primero de todo es tener el material adecuado para comenzar, que para este caso no va a ser gran cosa:

  • Llaves allen
  • Alicates de pica larga y fina (Para los frenos con pasador sencillo)
  • Lija (no es para cambiar las pastillas sino para arreglar aquellas que llevan tiempo en uso)
  • Algo mas o menos largo y plano no muy grueso para poder mover los émbolos de las pinzas de freno.

Pues dicho todo lo anterior vamos a ponernos manos a la obra. Lo primero de todo es colocar la bici en una postura cómoda, en mi caso que no tengo elementos de sujeción sofisticados me ha tocado ponerla patas para arriba encima de una mesa. De esta manera tengo la bicicleta estable para poder trabajar sobre ella y a una altura cómoda.

Lo primero que suelo hacer es aflojar el tornillo que endurece la maneta a base de meter presión en el circuito hidráulico, más que nada porque al meter las pastillas nuevas con más grosor vamos a necesitar que los émbolos estén separados lo máximo posible.

Después de esto ya pasamos a quitar las ruedas y nos ponemos enserio con el tema que nos trae entre manos. En el caso de los frenos básicos de shimano, lo que sujeta todo el sistema de pastillas es un pasador con una pletina doblada que tenemos que enderezar para poder sacarlo, rudimentario pero eficaz, sino me equivoco en gamas superiores ya va con un tornillo de llave allen.

Una vez quitado el pasador ya podemos empujar para que salgan las pastillas con el muelle que las separa.

Diferencia pastilla usada y nueva

Una vez que tenemos todo el sistema fuera, que viéndolo es mas sencillo que el mecanismo de un chupete vamos a tener que separar bien los émbolos de hacen que se junte las pastillas al disco cuando frenamos, ya que si no lo hacemos al estar nuevas las pastillas y eso conlleva mas grosor lo más normal es que no nos entre la rueda. Para ello sólo tenemos que meter algo contra el émbolo y hacer un poco de palanca para desplazarlos.

Antes de montar las pastillas nuevas, a mi me gusta darle un repaso al muelle y enderezarlo un poco, de todas maneras muchos juegos de pastillas vienen de serie con el para cambiarlo todo de golpe.

Pues nada volvemos a montarlo todo como estaba y para adentro, volvemos a meter el pasador y doblamos una patilla para que no se salga nada en marchar (viendo el mecanismo la próxima vez que te pones a bajar fuerte da un poco de reparo).

Después de todo esto lo más lógico es que rocen las pastillas en el disco, con lo cual vamos a tener que centrar la pinza respecto al mismo. Yo usaba una técnica un poco bruta viendo lo que he leído hoy, de todas maneras os cuento las dos opciones.

La primera de ellas empieza por aflojar los tornillos que sujetan la pinza al soporte que va al cuadro o suspensión delantera, una vez suelta le das a la rueda para que gire y sujetando la pinza la vas moviendo hasta que no se oiga nada, en ese momento sin soltar la pinza empiezas a apretar los tornillos para volver a dejar todo el sistema fijo.

Los que son más finos, lo que hacen soltando los tornillos apretan la maneta de freno correspondiente y ya vuelven a apretar los tornillos, esta es mucho más sencilla, pero no la he probado.

Lo siguiente y que tendréis que ir haciendo poco a poco es ir ajustando el tornillo de la maneta para que tenga un tacto adecuado. No lo pongáis tirando a duro porque según se van adaptando las pastillas llega un momento que parece que la maneta queda sin recorrido.

Pues hasta aquí ha llegado, aunque voy a aprovechar para indicaros que nunca está demás desmontar las pastillas que llevan un tiempo en uso y darles una lijadita para quitarles una capa y así dejarlas en buenas condiciones otra vez, ya que se van acumulando grasas, aceites o cristalizan y nunca esta demás darles un repaso.

Izquierda pastilla nueva – derecha nueva con un par de salidas

Como empecé termino, esto está escrito por un aficionado, con lo cual esto queda abierto a vuestras opiniones y consejos para así mejorar este tutorial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 noviembre, 2011 por en Mecánica.
A %d blogueros les gusta esto: