Club Ciclista Villaviciosa – Asturias

Subida a Los Lagos de Covadonga 24 diciembre 2011

Con el ciclocross y las navidades por el medio esta crónica se ha retrasado bastante, pero no podía quedar sin publicarse esta aventura.

Esta salida comienza un día de diciembre con la llamada de un madrileño (Javy Jebi) solicitando compañía para intentar subir los lagos. Con ánimo de desilusionarlo intenté seguir una estrategia de acojone, la cual me salió realmente mal. Esta estrategia sobre el papel era brillante, consistía en decirle que en Villaviciosa sólo subimos los Lagos si primero se pasa por el Fitu y a la vuelta sea la hora que sea se come un cachopo relleno de cachopo por persona. Mi desilusión llegó cuando Javi me dice que le parece un plan estupendo.

Viendo que había fracasado en mi intento me tenía que buscar algún compañero de viaje para por lo menos poder bajarle los humos, así que al gritu  “margaritu el que no vaya a los Lagos” salieron unos cuantos voluntarios para dicha hazaña. Nachín (El morenín) fue el primero en apuntarse, eso sí, se trajo refuerzos de Gijón al igual que Josín, ambos buscaban gregarios para hacerles el trabajo sucio. Poco a poco fue apuntándose el resto de gente, entre ellos mi as para derrotar al madrileño Severikov.

La gente se lo tomo en serio y empezaron con los enteramientos. Unos se fueron al parque de la barquerina para usar las máquinas de los jubilados para hacer ejercicio, otros empezaron a comer como campeones para dilatar al máximo el estómago y así tener sitio para el cachopo y otros seguimos la estrategia de no hacer nada para no gastar la poca energía que teníamos e hicimos acopio de barritas energéticas y bebidas isotónicas.

Pues nada, después de hacer toda la logística el día 23, el 24 nos reunimos en la salida para empezar la jornada de pedaleo, no habíamos acabado de saludarnos cuando se produce el primer ataque de la jornada, Roberto salió como si regalasen algo en la llegada y mientras nos subíamos a la bici el ya estaba en Colunga.

La subida al Fitu se hizo con calma y fotografiados, ya que Ireneo nos hizo un buen reportaje, lo cual se agradece enormemente, hacer esta ruta y tener unas buenas fotos que lo atestigüen es todo un lujo.

Cuando coronamos el Fitu no habíamos caído en la cuenta que llevábamos un infiltrado de monte, Antonio, hizo un híbrido de monte- carretera, en algunos momentos nos preocupamos por su integridad física, sobre todo en las bajadas cuando los píes parecían que se le iban a separar de las piernas por la velocidad de pedaleo que llevaba para intentar seguirnos.

Después de la foto de grupo nos lanzamos camino de Arriondas y ya a buscar Covadonga, eso sí, en este tramo Josín con el que no se puede jugar con el tema cachopo se percató de que habíamos reservado mesa pero no cachopo, en ese mismo instante se creó un gabinete de crisis que hizo parar a la serpiente multicolor para hacer las llamadas pertinentes, en el grupo había nerviosismo, e incluso alguno dijo que si no había cachopo daba la vuelta, “no se puede subir los lagos si luego no se puede comer un cachopo”. Menos mal que en el restaurante nos confirmaron que había cachopo  para todos y pudimos seguir la ruta.

Llegados a Covadonga empezábamos con lo que iba a ser el calvario del día. Cada uno puso su ritmo de subida y poco a poco tiramos hacia arriba. Para alguno era su primera vez, otros ya eran veteranos y otros lo habían intentado en otras ocasiones pero sin éxito, incluso en mi caso la bicicleta los había subido en varias veces y yo en ninguna.

La subida fue muy dura, poco a poco se hicieron grupitos y alguno subió en solitario. Por el camino nos encontramos con unos cuantos que daban la vuelta de otros grupos y alguno del nuestro le toco desistir. A partir de este momento podemos entrar en una larga discusión de quien llegó arriba y quién no. Mi grupo de subida estaba integrado por El abuelo. Por delante iban los avanzados, que nos los encontramos por el camino dando la vuelta, según ellos ya venían de vuelta, pero yo tengo mis dudas, puesto que no hay fotos de ninguno de ellos con el Lago Ercina de fondo, cuesta creer que después de subir los lagos de Covadonga, etapa mítica donde las haya no te hagas ni una triste foto, esto solo ocurre cuando no llegas arriba por agotamiento pero no te atreves a decirlo, siempre podéis desmentir mis palabras con unas fotos. El Abuelo llegó un cachín por delante de mí, y me los encontré sentados esperando para hacernos la foto de rigor, eso sí, a mi casi tienen que bajarme de la bici entre los dos, y ya nos cuento nada cuando me tocó echar a correr para salir en la foto, casi salgo de espaldas, como bien decía Borja llegó mi cuerpo pero mi yo interior pereció por el camino. Cuando vimos que parecía que ya no llegaba más gente nos pusimos en marcha y nada más montar vimos que aparecía una gran sombra a lo lejos, era Josín, como no un grande de la bicicleta que se unía al grupo de los que tenemos foto en la cima.

Después de las risas y un poco de sidra del Gaitero para los cuatro que llegamos a la cima tocaba dar la vuelta en busca del cachopo, y dar una segunda oportunidad a los que no pudieron llegar arriba para ver si podían con el segundo reto de la jornada, comerse el cachopo. Aquí Jose cogió la delantera y se comió hasta la lechuga, Javi y Nacho no lo hicieron mal y yo tuve que dejar un poco, ya que primero sin que nadie lo viese nos habíamos tomado una fabada para no quedar con hambre.

Pues nada, como a los cuatro fantásticos jinetes de la villa nos ha parecido muy sencilla esta ruta ya estamos preparando la subida al Angliru, por supuesto pasando primero por el Fitu y con cachopo para comer, ahora sólo queda poner la fecha.

Seguro que alguno intentará decir que si llegó al lago Ercina e intentará dar disculpas de porque no hizo foto en ese momento, que se me olvidó la cámara, el móvil no me funcionaba…

Tengo que decir que para mí ha sido una ruta muy dura, la parte final en mi caso ha sido cuestión de cabeza ya que en la huesera dejé toda la energía que llevaba, así todo es una pasada de ruta. La compañía ha sido de lujo, buen humor, compañerismo y mucha armonía.

Tendremos que ponerla como ruta habitual para todos los años, eso sí, cambiaremos la fecha de la misma ya que me imagino que alguna familia me ha puesto un negativo por poner esta ruta el día de noche buena.

Un abrazo para todos.

Anuncios

Un comentario el “Subida a Los Lagos de Covadonga 24 diciembre 2011

  1. dosmad
    10 enero, 2012

    El morenín se libra de la quema, ya apareció una foto donde sale con El Ercina de fondo. Pero del resto no se sabe nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 8 enero, 2012 por en Salidas, Socios.
A %d blogueros les gusta esto: