Club Ciclista Villaviciosa – Asturias

Prueba del II Maratón Comarca de la Sidra

Ya se va acercando poco a poco el 25 de agosto, y después de los reconocimientos puntuales para la búsqueda de alternativas de los porteos del año pasado tocaba realizar el circuito completo. Después de varios debates para escoger el día perfecto, decidimos que lo mejor era esperar a que lloviese tres semanas seguidos y si el día seleccionado también llovía pues tanto mejor. Así que después de ver las previsiones para este sábado pasado decidimos que no lo íbamos a encontrar mejor para hacer la ruta en las “mejores condiciones” posibles.

Como siempre lanzamos la convocatoria en nuestro grupo de Facebook, aquí empezamos a ver con quienes podemos contar para las aventuras de verdad, algunos dieron las primeras disculpas; yo tengo picores por todo el cuerpo (con lo bueno que es el barro para quitarlos), otro es que tengo que ir a hacer los 101 peregrinos y otros con la vista en el Soplao prefirieron ir a entrar en solitario dando la disculpa que es que por la mañana no podían salir. De todas maneras algunos no se atrevieron a dar disculpas pero como ya veremos se rajaron por el camino.

Pues nada, nos reunimos 8 valientes ciclistas para luchar contra la lluvia y el Maratón. Algunos recurrieron a sus amuletos de la suerte más queridos.

El abuelo, no se podía creer que era verdad que íbamos a hacer la ruta, el tenía la esperanza de que habíamos quedado para desayunar, y casi le da lo que viene llamándose un yuyu.

Y los más mentalizados hicimos nuestros ejercicios de estiramientos siguiendo a nuestra monitora que se había aprendido la tabla de estiramientos que nos enviaron desde la Clínica de fisioterapia Villaviciosa.

Pues nada, piernas a la obra y comenzaba la prueba oficial del II Maratón Comarca de la Sidra. La ruta la empezábamos en seco, y eso animó a alguno a ponerse a tirar, pero tan emocionados iban que en vez de hacer el recorrido nuevo se despistaron y marchaban camino de la primera subida del año pasado.

Así que unas voces, y a recomponer el grupo.

Como se suele decir, la alegría dura poco en casa del pobre, y nos encontramos con lo que iba a ser la tónica de la salida, el señor barro. Bueno el señor barro salió desde el principio con nosotros Rayo McQueen pa los amigos, me refiero al barro pegajoso que tan bueno dicen que es para el cutis y las bicis.

Aunque el terreno estaba un poco complicado, se circulaba bien, aunque de vez en cuando tocaba posar el pie, sobre todo porque al principio alguno se negaba a manchar la bici y quería pasar por la pación.

Al poco tiempo, después de enfilar el siguiente camino buscando Priesca.

Llega el primer susto de la jornada. El abuelo después de que le quitásemos la ilusión de que habíamos quedado sólo para desayunar finge un rotura del cambio trasero, la imagen era desoladora, el pobre hombre tirado en medio del camino, mirando para su cambio maltrecho y diciendo que tenía que irse para casa entre lágrimas de cocodrulo, lo que el no contaba que por detrás venían los camiones de asistencia del Dakar, Josín con sus buenas dotes mecánicas y el Chatín con su bote lleno de herramientas. A primera vista no era grave, aunque el abuelo sospechosamente no quería ni que lo viésemos, y no me extraña, a sus años y todavía no sabe simular una avería de verdad, simplemente era que “NO SABE CAMBIAR” si si, como lo podéis leer, no sabe. Tenía el cambio en piñón pequeño y la maneta en posición de grande, esa era toda la avería, uno levantó la bici y el otro dio pedales y cambio arreglado, eso si, de la vergüenza montó en bici y allí nos dejo tirados con cara de abandono.

La foto es mala, pero este momento de escape hay que ponerlo

Pero tal era la vergüenza, que tampoco paró donde nos estaba esperando el resto del grupo, pasó de largo sin decir ni mu, menos mal que Josín y yo pudimos contar al resto lo ocurrido.

Momento en el que adelanta a todo el grupo sin decir lo que ha pasado.

Más adelante antes de ponernos a bajar al primer cruce de río pudimos darle caza, y como se puede observar el la foto era incapaz de saludar a la cámara, se le ve cabizbajo por lo ocurrido y muestra arrepentimiento de sus actos.

Supongo que después de contar esto públicamente, sea expulsado del Club y está será mi última crónica, con lo cual la voy a aprovechar.

A todo esto asomaba Rayo Mcqueen, lo de rayo hoy no era por velocidad sino por la tormenta de malos momentos que llevaba hoy, menudo día llevaba el guajón.

Aquí se le vio sonriente por última vez

Pues nada, después de todo esto continuamos descenso buscando la primera mojadura de píes del día.

Al llegar al río y ver el nivel que llevaba nos temimos lo peor, pero aún seguía fresco el vídeo tuturial que pusimos en el facebook de “como cruzar un río” y hoy sin Carlinos, el típico que lanza las piedras al río para pasarlo, que según él iba a realizar una ruta por no se sabe donde pero con el frío al final no la hizo y se quedó comiendo espárragos, no habrá cachopos donde fué??, espárragos??, lo que pasa es que le tiene miedo a las rutas de verdad. A lo que íbamos, nos tocó hacer un puente en condiciones, para esta tarea  fue fundamental la labor de unos de los que iba a formar parte de los desertores del día, Ivanín.

Una vez que todos había cruzado a la otra orilla, y temiéndose una crónica estuvieron a punto de quitar el puente para que yo no pasara (tengo el vídeo donde se oye claramente), pero al final se arrepintieron y me dejaron pasar.

Aquí llegamos a una de las zonas que más me gusta, este bosque de subida es precioso y aún con la lluvia se hacía completamente transitable.

Ahora ya quedaba ir a buscar la carretera de Miravalles, eso sí, Rayo Mcqueen seguía con sus enganchones con el barro, con las ramas, con … De todas maneras, también hay algún video espía donde sale el señor Fricaster mojándose los pies, esto lo dejaremos para una segunda versión de la video-crónica.

Pues nada, una vez en terreno fácil continuamos la ruta, mojados pero aún no llovía.

Y antes de empezar la siguiente subida llegó el momento del avituallamiento, donde el señor Pomar empezaba ya a estudiar su momento de fuga silenciosa.

Pues comenzamos la subida y el señor Pomar comienza tirando, pero como veréis es la última foto donde aparece, de repente desaparece y sólo se entera Ivanín (que sería el siguiente en desaparecer).

Pues nada, con la primera baja continuamos camino, y seguimos en busca de un nuevo reto, y como no, una buena salida del Club tiene que llevar algo de trabajo duro, ya lo de construir puentes se queda pequeño y una cosa que nos encanta es retirar ramas del camino, así que enseguida encontramos una zona recién talada y nos tocó volver a abrir camino para continuar con nuestra Maratón.

Un poco de trabajo duro de los “primos de zumosol del club” y a continuar camino, pues el tiempo iba pasando y la lluvia calando.

Y pronto llegaría el momento del segundo rajao del día, la estrategia fue diferente a la de Pomar, después de ser el único testigo de la anterior fuga, decide que lo mejor es apretar fuerte y al llegar al inicio de la primera subida de verdad, dice que tiene que ir a darle el pecho al niño y se va por el camino fácil, eso si, esta vez sin despistar a las cámaras.

Tan rápida fue la fuga, que la Ambulancia también quería ir pa casa y por más que lo llamamos para que esperase ni nos oía.

Pues na, a subir para luego crestear y bajar a la carretera de Cabranes, eso sí, rayo mcqueen seguía con su racha de malas elecciones, mientras todos íbamos por lo segao el decidió ir por lo mojao, lo último que se escuchó antes de su hundimiento fue “sois unos margari… glup glup glup”. Menos mal que pudo salir a flote e intentar llegar a la orilla.

Una vez que pudimos sacarlo con las cuerdas al señor mcqueen, llegamos a Cabranes, donde sufrimos el último abandono, que casi por los pelos no fue doble. Ana nos deja tomándose un cafetín caliente, yo por más que insistí en que deberíamos hacerle compañía en ese momento que es muy importante no estar sólo, decidieron que era mejor no parar, rayo estaba indeciso, cafe y luego calor del hogar o seguir por el monte muerto de hambre, mojado, embarrado y con mi mala racha, al final hizo honor a su apellido y escogió barro.

A partir de aquí pocas foto tenemos, cada vez más agua y frío y las ganas de llegar eran muchas, así todo nos tocó cargar con las bicis una última vez.

Pero alguno llegó al punto del desfallecimiento, de repente, Josín desaparece, alarmados comenzamos su búsqueda, menos mal que abulta un poco y ademas iba con un color discreto, con lo cual la búsqueda fue rápida.

Insistía que lo dejásemos allí, pero era un plato demasiado goloso para los raposos, si soy un raposu y veo semejante paisano haciendo la croqueta por el prau, me pongo a afiliar los cuchillos ya mismo. Peor decidimos que era mejor entre todos llevarlo para casa.

La historia de esta salida, puede ser que no se ajuste a la realidad, pero no voy a indicar donde está desvirtuada. Lo que si puedo decir es que la ruta de este año es mejor que la del pasado, no voy a decir que es fácil ni que se han quitado las zonas técnicas, pero si que es más vistoso y que ya no tenemos esos grandes porteos. La prueba no se pudo hacer en peores condiciones, secando sólo un poco el terreno va a quedar en condiciones estupendas para poder disfrutar de una ruta con preciosos paisajes sin quitar unas buenas dosis de adrenalina, esperamos ver muchos BTTeros el día 25 con ganas de saborear BTT auténtico.

Indice IBP 154 BA*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30 abril, 2012 por en Salidas, Socios.
A %d blogueros les gusta esto: